Magdaline Spencer es una joven con una dura vida a la espalda: una madre fallecida prematuramente y un padre alcoholizado que, para pagar sus propias deudas, la vendió al mejor postor.

Jessie Fitzpatrik, Jess, un ángel que renuncia a sus alas para ayudarla, llega para salvarla, aunque eso implique no volver a verla.

Gracias a sus poderes psíquicos, Magda entra en contacto con Mori, un ángel que murió durante un enfrentamiento contra los demonios, y que le pide que advierta del peligro a sus compañeros de la casa de los ángeles.

Los caminos de Magda y Jess se volverán a cruzar con un misterioso Chicago como telón de fondo, donde ángeles y demonios reinan, sin ser detectados, entre la población…
Billy, un demonio, llega para complicar el asunto pues, encaprichado con la chica, pondrá sus vidas patas arriba.